remove_red_eye 64
favorite_border 0
share

¿Qué es el Glaucoma? ¿Podemos prevenirlo?

¿Qué es el Glaucoma? ¿Podemos prevenirlo?

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una enfermedad ocular grave, considerándose la segunda causa de ceguera de los países desarrollados, después de la diabetes.

El glaucoma es una lesión de las fibras del nervio óptico provocado generalmente por un aumento de la presión intraocular (PIO). La PIO se mide por la velocidad de producción del humor acuoso(responsable de oxigenar la córnea y el cristalino) y por la resistencia y dificultad en su drenaje.

Como sabes, el nervio óptico se encarga de transmitir las imágenes al cerebro y el aumento de la presión intraocular afecta lentamente y progresivamente a sus fibras nerviosas, causando una pérdida de visión a veces irreversible (esto dependerá del nivel de destrucción del nervio óptico).

Cuáles son las causas de esta enfermedad ocular

Los factores que hacen que una persona sea más propensa a desarrollar esta enfermedad son:

El envejecimiento. Según investigaciones, un 2 % de la población mayor de 40 años y un 14 % mayor de 60 padece glaucoma.
Antecedentes familiares. Los riesgos se duplican por diez.
La diabetes.
El tabaco.
Tener alta miopía e hipermetropía.
La exposición al sol.
Cualquier tratamiento extenso con corticoides.
Traumatismo ocular.
Presión sanguínea elevada.
Tener una córnea delgada.
Síntomas del glaucoma y tratamiento
Al ser una enfermedad que no produce dolor ni irritamiento, es decir, no hay síntomas, el paciente no es consciente de que tiene la enfermedad hasta que su enfermedad avanza considerablemente, que es cuando empieza a perder visión.

Desafortunadamente, el glaucoma avanza de forma silenciosa dañando a nuestro nervio óptico de forma irreversible, causando una pérdida de visión permanente en diferentes niveles.

Tipos principales de glaucoma:

Glaucoma de ángulo cerrado. En esta fase empezarás a ver borroso y a notar cambios repentinos en tu visión. Puedes tener vómitos, náuseas y dolores fuertes en el ojo.

Glaucoma de ángulo abierto. Este es el más común y el que no presenta síntomas al inicio. La visión se empieza a perder de forma lenta y progresiva, empezando primero por la zona periférica hasta llegar a la zona central. Por tanto, hasta que el paciente no nota una pérdida de visión importante no es consciente de esta enfermedad. Lo que implica que la enfermedad ha podido avanzar mucho y estos daños desgraciadamente son irreparables. Por esta razón, es importante que el más mínimo síntoma que detectes, acudas rápidamente al médico para que te revise y empieces un tratamiento adecuado lo antes posible, sobre todo si en tu familia hay antecedentes de esta enfermedad. Recuerda que el diagnóstico precoz del glaucoma evita una pérdida de visión importante.
Dependiendo de la gravedad del glaucoma, se puede aplicar uno u otro tratamiento, entre los que se encuentran: el láser, la cirugía, medicamentos o inyecciones.

No olvides que a pesar de que haya unos factores externos y unas personas más propensas que otras, se recomienda hábitos saludables como seguir una dieta rica en frutas y verduras, hacer deporte o evitar la exposición al sol si no llevas protección.

¡Ojo con el glaucoma!

Comenta !

message
email
person